Como hacer que la Ley de Atracción tenga éxito en ti

MInd Sculpting Ringtones - SpanishLa Ley de Atracción es un tema que para muchos resulta incompresible y con pocos resultados. Quizás, y según mi experiencia, se deba a que no se practica de la manera correcta, o se ponen poco empeño en las metas y deseos para las que se está trabajando. Por tanto, la gente con poco éxito en la práctica de la Ley de Atraccion han recurrido al autosabotaje y dejan de percibir cuánto progreso ha tenido en sus vidas, seguido cierran sus puertas al éxito seguro.

 

Es por eso que para que la Ley de Atracción funcione correctamente en ti solo tienes que conocer cómo funcionan sus principios y cómo aplicarlo; para sorpresa te darás cuenta de que es más sencillo de lo que pensabas.

 

¿Qué le parece si comenzamos? Existen 5 claves, y no digo que son solo esas, para hacer que la Ley de Atraccion tenga éxito en ti con mucha efectividad.

 

Primero: Visualiza, elabora un plan de acción y ejecutalo.

La primera clave es conocer lo que realmente quieres en lo más profundo de tu corazón. Para saberlo es necesario dedicar un buen tiempo, a solas, a meditar en tus objetivos. Una vez lo encuentres VISUALIZATE en eso que deseas. Escribelo, detállalo  completamente; si es una casa, describe su tamaño, extensión, color, complementos y mobiliarios. Debes ser lo más realista posible, y fija un tiempo prudente.

 

Coloca lo que has escrito en una pizarra o en la nevera con el encabezado “Tengo una casa grande y hermosa”, es decir, debes darlo por hecho. Luego vamos el siguiente paso.

 

Elaborar un plan de acción, recuerda ser lo mas realista posible, no importa tus limitaciones, ‘querer es poder’, y si haces un buen plan asegúrate de seguirlo al pie de la letra. También es importante elaborar un plan alternativo que de continuidad al primero en caso de que hayan imprevistos.

 

Segundo: Agradece lo que eres y lo que tienes en el presente.

La segunda clave es estar contento con lo que ya tienes. No te desesperes por ver realizado tus sueños. La desesperación es la raíz del autosabotaje y de consiguiente, el fracaso. Así que vive agradecido de poseer las cosas que ya tienes: tu casa, tu carro, tu pareja, tus hijos, paz con Dios… en fin, todo lo que tienes ahora, y céntrate en disfrutar de esas cosas. Duerme bien, levántate con una sonrisa, aunque sea difícil por la mañana, y sonriele a todos y a la vida.

 

Ponlo por escrito. Haz una lista de todo lo que posees, lo que era tu anhelo, y escribe “Doy gracias por todo”, a Dios, o como sea tu agradecimiento. Así, cuando llegue lo que deseas no te darás cuenta de ello y lo disfrutaras mucho mas.

 

Tercero: Vive sin preocuparte.

No confundamos el término con ‘vivir despreocupadamente’ como al que nada le importa ni le duele, no. Al contrario, hay una clase de preocupación muy saludable que se traduce en una actitud diligente para realizar las cosas y preservar lo que ya tienes.

 

Lo que quiero decir, es que no debes sentir temor por tu futuro. No debes pensar que lo que te propones no se realizara, o ¿que hago si ocurre esto o aquello?, no, debes ser positivo y paciente. Si ocurren inconvenientes siempre lo puedes manejar y te servirá de aprendizaje. No vivas de lo que va a pasar o aun no ha pasado. Solo vive tu dia a dia.

 

Sin embargo, digo, el temor aunque es un pensamiento negativo, en ocasiones sirve de protección ante malas decisiones, no es la carencia de valor. No obstante, centrarse en el temor es lo que da fuerza a las preocupaciones innecesarias. Siempre hay posibilidades de fracasos, pero siempre hay mas posibilidades de levantarse y volver a empezar y continuar tus objetivos. Rendirse, es el verdadero fracaso.

 

Cuarto: Mantén en condición tu salud, tu espiritualidad y tu entorno.

No hay nada peor que vivir una vida sin propósito y tener una actitud derrotista, y dejar de valorarte.
Tu eres un ser único, maravilloso. Es por eso que debes valorar tu vida cuidando tu salud, manteniendo tu fisico limpio. Cuida de tu entorno, que siempre sea agradable, limpio, organizado, por pequeño o grande que sea. Eso afectará directamente tu estado de animo potenciando los principios de la Ley de Atracción.

 

Sobre todo, cuida tu espiritualidad. Mantén la paz con todos, fortalece tus relaciones, mantén tu paz con Dios, o fortalece tus creencias, no las descuides. Medita, consciente de que el poder que hay en ti se manifiesta de manera más certera a medida que haces más pura tu espiritualidad.

 

Quinto: Piensa siempre positivo.

Lo positivo atrae lo positivo, esa es mi canción, me fascina, y a todo el que la escucha, porque dice la verdad de cómo puede afectar nuestro entorno y metas el pensar negativamente, y de cómo nos lleva al éxito, en cualquier aspecto de nuestra vida, el pensar positivamente.

 

Piensa, ¿cuándo ha dejado de haber obstáculos en la vida?. Siempre los hay, ¿no es cierto?. Entonces, cuando algo nos sale mal o toma un curso que no esperábamos, lo correcto no es cruzarse de brazos y rendirse, sino adaptarnos al cambio y fijar nuevas estrategias para alcanzar nuestro objetivo.

 

Buscar el lado positivo de los obstáculos es útil pues nos permite ver que era necesario que ocurriera para darnos cuenta de si ese objetivo es lo que queremos o no lo queríamos en verdad, o para probar de qué estamos hechos; y por lo general sirve para conseguir nuestros objetivos con mas empeño aunque al principio no lo veamos así. Porque como somos humanos, las situaciones nos afectan, y dependiendo como lo tomemos podemos sacar provecho de ello. A veces estos tropiezos se convierten en bendición.

 

Así es que, debes tener Actitud, ser Positivo y edificante. Mantente siempre arriba, bien arriba.

 

Estas son las cinco claves básicas de la Ley de Atraccion. Lo positivo atrae lo positivo. Piensa, habla y actúa positivamente. Siguiendo estos pasos tendrás una vida edificante y feliz. Atraeras a tu vida todo lo que deseas tener. Empieza hoy mismo, y veras que en muy poco tiempo te sorprenderás de los buenos resultados de practicar correctamente la Ley de Atraccion.

 

Daisy Ceara.

Debes tener Actitud, ser Positivo y edificante. Mantente siempre arriba, bien arriba.